Ayuntamiento de Quintanar de la Orden

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Los amantes de las rutas culturales han tenido una nueva cita en Quintanar, en esta ocasión, con parte del patrimonio histórico-artístico de la localidad ya que se ha celebrado una ruta que ha recorrido lo que fue la muralla y las puertas del antiguo Quintanar.


La ruta, que se enmarca dentro de los Paseos y Rutas Culturales 2019-2020 que organiza la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento quintanareño, ha vuelto a contar con una amplia participación.


Así, alrededor de un centenar de personas partían, en la noche de este jueves, 23 de enero, de la Plaza del Ayuntamiento para recorrer los puntos que comprendía este elemento arquitectónico de la muralla, descubriendo, de la mano del historiador, Zacarías López-Barrajón, su devenir a lo largo del tiempo.


Y es que, tal y como explicaba el historiador, este elemento, la muralla y sus puertas, que también existió en Quintanar, es desconocido para muchas personas. Por ello se realizaba un un recorrido de lo que fue la muralla, del antiguo trazado, a través de la información que se maneja gracias a documentos históricos que otros investigador es sacaron a la luz en su momento. Así, guiados por Zacarías y atentos a todos los datos y curiosidades que éste contaba, los participantes fueron realizando diferentes paradas por cada una de las puertas que circundaban esa muralla y por las que pasaban personas y mercancías en el Quintanar del siglo XV, cuando la muralla encerraba lo que era el casco urbano de la localidad.


Y, aunque no existe ningún vestigio visible a día de hoy, el recorrido se apoyaba con imágenes gráficas en las que se pudieron ver algunos vestigios, por ejemplo la Casa del Muro que hacía esquina entre la Calle Las Aguas y la Calle Princesa. También, tal y como señalaba López-Barrajón, hay sospecha de que la esquina de la Calle Grande con el Callejón de los Radar, podría haber sido zona de muralla, pues hace unos años se descubrieron unas piedras que quizá podrían corresponder alguna de ellas a la muralla, aunque no hay constancia fehaciente de ello.


Zacarías, recordaba que, cuando se habla de muralla siempre aparece en nuestra mente la época medieval e imaginamos su visión defensiva. Aunque puede ser que tuviera esa función en la localidad, en una época de amenaza de invasiones, es probable, que la función principal fuera acotar la ciudad y cobrar impuestos. “Pasar personas y mercancías por las puertas en un determinado momento también suponía cobrar un arancel al que se denominaba portazgo, con lo cual tenía una función recaudatoria además del control de la población externa e interna”.


Los asistentes quedaron muy satisfechos con esta nueva ruta, que tanto éxito están teniendo en el municipio desde que se iniciaran en el último trimestre de 2019.

0
0
0
s2sdefault

Etiquetado como:

Rutas Culturales