Ayuntamiento de Quintanar de la Orden

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

El pasado sabado, 22 de junio, finalizó la realización del mural realizado por Franz Campoy en la calle del Pozo de la Perla durante el mes de junio.

Tanto la calle como el mural evocan una antigua leyenda quintanareña, prueba del pasado musulman de Quintanar: La leyenda del Pozo de la Perla, según la cual, un tal Filibús llegado de las Alpujarras granadinas tuvo una hija, Zaida, cuya vida se transformó en leyenda. Zaida se enamoró de un tal Francisco Martínez que después capitaneó en Flandes.

La leyenda habla de las pasiones desveladas de los enamorados junto al brocal de un pozo, de las confidencias de amor en secreto, de la irreconciliable condición de los enamorado y de una despedida abrupta, la forzosa expulsión de la bella musulmana, que antes de partir vertió en el pozo una limpísima lágrima. Quintanar tiene ya una imagen para su leyenda.

0
0
0
s2sdefault

Etiquetado como:

Cultura Arte