Imprimir

Un recorrido a través del centro comercial y social de Quintanar.

Ficha Ruta 4 2 comercialAl visitante de Quintanar la presente guía le aconseja acercarse hasta nosotros con el ánimo doblado. Una peculiar disposición ante la vida nos duplicó durante siglos el modo con que acometerla; y así los quintanareños oscilamos notoriamente entre la práctica y el sentimiento, entre la fe y la contabilidad. Hemos resultado pueblo con aliento de ciudad y ciudad con el alma pueblerina. Nos ha sido inevitable. Si el viajero sigue esta cuarta ruta, conocerá otra de nuestras emparejadas personalidades: aquella que se vierte en el trabajo inacabable y, a la vez e inseparablemente, en una inigualada tendencia hacia el regocijo y la desocupación.

20160531 114027Nuestro pasado reciente fue arrieril y trajinante. El viajero lo descubrirá pronto y bien. Esta guía le aconseja que comience su paseo urbano en la plaza de Miguel Echegaray. No pregunte a ninguno por ésta si desea hallarla; hoy es universalmente conocida por la “plaza de los carros”, lo que nos recuerda los muchos de aquellos vehículos que, unos ciento cincuenta años atrás, se reunían en la plaza colmados de mercadería. En prueba de aquellos tiempos, un avanzadísimo carro preside la plaza y orienta el tráfico actual. Este carro o volumen es recuerdo de nuestro pasado comerciante, que de tanto orgullo nos llena y tanto nos sembró el carácter con sus peculiares querencias. Sepa el visitante que aquél no era oficio menor: el arriero resolvía negocios de prosperidad, circulaban con él las mercancías entre puertos y plazas, propiciaba un general progreso. Por orgullo y justicia, el pueblo se condecoró con ese carro que a la plaza adorna con moderna silueta.

20160531 113938Por la calle Princesa desde la plaza se toma la calle Grande. En el siglo XVII, permítanos el visitante esta erudición, se nombraba la “calle de los mesones” pues la poblaban numerosos de aquellos establecimientos. Hoy se ha transformado en calle comercial por derecho propio. Su variadísima oferta atrae gentes con necesidades y deseos muy diversos, a los que se tiende el comerciante quitanareño con oficio y cordialidad. La calle sirve al propósito sobradamente, con su trazado peatonal y sus fachadas de vidrio.

Al finalizar la calle Grande, como al principio se avisó, se conoce el doble talante de la villa con una fácil mudanza. A ninguno nos desvela pasar del trabajo al ocio con apetecida calma. Quintanar se entregó a ambos, a la labor y a la fiesta, desde antiguo. El visitante puede disfrutarlos por igual sin que le asista otro motivo que su propia gana.

Al tomar el callejón de los Rada damos de seguido con el paseo Juan Carlos I, que se ofrece como camino largo bajo una segura sombra. Al llegar las noches de fin de semana hierven el paseo y sus lugares para el encuentro de ociosos-El Hoyo-, cuando el trabajo se cumplió justamente y apetece un paseo, una conversación o un generoso trago. La hilera de acacias dirige al viajero hacia nuestro parque y paseo de Colón, por el que bien suspiran otras poblaciones. Es éste un lugar pensado para el olvido del esfuerzo y la rememoración de la vida, es decir, para el paseo sin prisa ni apretura. Al caminante lo guía una centenaria arboleda, espléndida colección de álamos, tilos y plátanos.

20160526 144117No se pierda el paseante de apreciar, inmediato con el paseo, el edificio de la escuela también llamada de Cristóbal Colón, cuya bella arquitectura de ladrillo se guarda en la memoria de cuantos recibieron en ella lecciones de conocimiento y, dobladamente, la oportunidad del primer juego. Hoy es la actual Escuela de Música.

CENTRO CULTURAL PRINCIPE DE ASTURIASAntes de afrontarnos en los Recintos Feriales, sede de nuestra magna Feria de Agosto, encontramos la Plaza de las Palomas, con el majestuoso escudo municipal a nuestros pies, y a la derecha el moderno espacio de cultura y artes escénicas de la localidad, el Centro Cívico Cultural “Príncipe de Asturias”.

Finalizamos en nuestra admirada Pista-Jardín Colón, junto a los recintos feriales, donde tantos conciertos se suceden durante el estío.

0
0
0
s2sdefault